Translate

miércoles, 16 de marzo de 2016

AMSTERDAM, HOLANDA. QUÉ VISITAR

Amsterdam es una de las ciudades más apasionantes de Europa. Combina la tolerancia y la diversidad con la diversión y la cultura. Si además le añades la belleza de sus extensos canales y la arquitectura de sus edificios, el resultado es una explosión de sensaciones que casi se puede calificar como mágica.


Hay muchos lugares emblemáticos que no te puedes perder si visitas esta increíble ciudad. Voy a intentar enumerar los que más me han impactado.
1º) El mercado de las flores.
Holanda es el país de los tulipanes, famoso por sus flores. Este mercado no es sólo un reclamo turístico sino que los lugareños lo frecuentan con asiduidad. Puedes encontrar semillas muy diversas. El colorido es excepcional.



Muy céntrico, parece un jardín. Descubrimos variedades que para nosotros eran totalmente desconocidas.




 2º) El barrio Rojo.
Situado en pleno centro de la ciudad, está catalogado como uno de los barrios más liberales del mundo con respecto a la diversidad sexual y al consumo de drogas; éstas se consiguen fácilmente en los coffes-shops. Se puede ir fumando marihuana por la calle sin ningún problema, incluso en Discotecas o Pubs, es legal.
Lo más sorprendente de esta calle es el reclamo de las muchachas en los escaparates de los locales intentando atraer a clientes. 


Allí nos contaron que muchas de ellas son estudiantes y que se sacan los estudios trabajando en el barrio. Es bastante seguro, lleno de luces nocturnas y de pubs. 


3º) La Casa de Ana Frank.
Tenía mucho interés en ir a este museo. Os aconsejo que os leáis el libro antes de visitarlo, o si ya lo hicísteis en su momento, recordar, al menos, el drama que vivieron las dos familias en esa casa. La historia es narrada por Ana, una niña judía que tuvo que encerrarse con otras siete personas para no ser descubiertas por la persecución nazi. El museo expone la lucha contra la discriminación.


4º) Los canales y las casas flotantes.
Amsterdam es conocida como la  "La Venecia del Norte". Aunque hay otras ciudades en Europa que también se disputan este apodo, Amsterdam, sin duda, se lleva la palma con sus más de 1000 puentes y 75 kilómetros de canales.


La ciudad está tan concurrida y presenta una personalidad tan alegre que es casi obligatorio pasearla y disfrutarla perdiéndote por sus canales.


Hay unos barcos que te hacen un recorrido por la ciudad mostrándote sus lugares más pintorescos.


Nos sorprendió mucho los jóvenes y no tan jóvenes haciendo sus fiestas a bordo de una embarcación, ¡Cómo se lo pasan de bien! Daba gusto verles...


En cuanto a las casas flotantes, es toda una forma de vida. Nos hubiese encantado entrar en alguna de ellas, tan sólo nos asomamos.


Hay que dejar de acumular tantas cosas, que a la larga no sirven para nada, y vivir con menos y más agusto.


Lo que quepa en el habitáculo y a emplear el tiempo en otras cosas.


5º) Por otra parte, es indispensable dedicar un espacio a la cultura que siempre enriquece  a quien la consume. Esta ciudad es cuna de dos famosos pintores de renombre a nivel mundial: Rembrandt y Van Gogh. Estar allí y no visitar sus museos es perderte parte de la esencia de esta ciudad.


6º) Simplemente siéntate y  contempla todo lo que te rodea. Estarás envuelto en un clima que te embriagará.


O involúcrate en el entorno, juega y utiliza la imaginación.


Hay muchas más cosas que hacer en esta ciudad, visitar su fábrica de cerveza, iglesias, plazas con mucho ambiente... Todo te va a saber a poco... Podría vivir aquí....


Si te ha gustado esta entrada pincha en el G+ de color rojo al final del artículo, Me ayudará a continuar. Gracias.





3 comentarios:

  1. Muchas gracias Ana, nos has ayudado mucho con tus comentarios

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ana, nos has ayudado mucho con tus comentarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío!! Me hace muy feliz poder ser útil!!! Buen viaje!!

      Eliminar

Di lo que quieras:)