Translate

domingo, 29 de enero de 2017

CHIANG RAI: LO MÁS IMPACTANTE. TAILANDIA

Chiang Rai está situada a unas tres horas en coche 🚗🚗🚗 desde Chiang Mai, en el Norte de Tailandia, cerca de Laos y Myanmar (sus países vecinos). Casi todos los visitantes hacen una excursión de ida y vuelta desde Chiang Mai para visitarla, ya que es menos turística que la anterior, pero no por ello menos interesante. Nosotros estuvimos dos días y ésta fue nuestra experiencia. Espero os ayude a conocerla un poco mejor.😃

DÍA 1:
Nos levantamos muy temprano en Chiang Mai para intentar llegar a Chiang Rai, además por el camino queríamos visitar los lugares más emblemáticos, un día intenso y sin desperdicio.😊😊
La atracción más famosa de esta parte del país es El Templo Blanco (Wat Rong Khun). 


Este templo difiere bastante de los demás. De un blanco impoluto, decorado además con cristales. Al reflejarse el sol hace que su esplendor sea aún más impactante. Considerado uno de los más importantes del país. 


Conforme te vas acercando la sensación es más de asombro y desconcierto. Un puente te conduce a la entrada del templo y en vez de circular agua bajo su construcción, con lo que te encuentras es con esto...😱😱😱😱😱😱😱😱






Manos suplicantes, como si reflejaran las necesidades humanas. Verdaderamente desconcertante.😲😲😲😲. Parece que simbolizan el sufrimiento por el que hay que pasar hasta llegar al cielo...
El interior es aún más extraño. Normalmente en los templos que hemos visitado lo que más resalta es la figura de Buda. Aquí también está, pero no como una escultura, sino pintado. Toda la sala está pintada y no tiene desperdicio. 
No dejan hacer fotos, pero bueno, algo saqué...






Aún no sé muy bien si es la representación del mundo que tiene el artista, o una crítica a la sociedad, o quiere resaltar sus ídolos de los cómics de su infancia... Quizás una mezcla de todo...😶😶😶


Tenéis que entrar en el baño, lo llaman la Casa Del Oro. Sin palabras.
Por todas partes cuelgan una especie de corazones donde los visitantes escriben sus plegarias. Hacen árboles con todos ellos.


O tiran monedas para hacer cumplir sus deseos


Con la boca abierta todo el tiempo estuvimos. No os lo podéis perder. A la salida os regalan un libro sobre la construcción del templo.






 La siguiente parada que realizamos fue para ver algunos poblados y su estilo de vida. 



  

No nos detuvimos demasiado porque parecía que todo estaba centrado en un mercadillo, aunque pudimos dialogar un poco con ellos.
El último trayecto en coche que realizamos ese día fue para acercarnos al Triángulo de Oro. (Pequeño trozo de tierra donde se localizan tres países a la vez : Tailandia, Laos y Myanmar.)




Es interesante la sensación de pisar tres países al mismo tiempo. Puedes incluso montarte en una embarcación e irte a Laos .


Nosotros lo hicimos para ver si descubríamos algo nuevo, y a parte de las bebidas alcohólicas rellenas de reptiles vivos, que sí nos impactó bastante, no hay mucho que ver.


Otro mercadillo y la experiencia de haber pisado otro país. Bueno, también consigues un nuevo sello para tu pasaporte.😏😏😏.
Este es el mapa que allí se encuentra.




Llegamos por la tarde casi anocheciendo a nuestro hotel, ducha y a ver el Night Bazaar. Exhaustos regresamos a reponer fuerzas. Al día siguiente era Noche Vieja.

DÍA 2:
Último día del año y había que intentar acabarlo a lo grande.😃😃
Nos alquilamos una moto para seguir descubriendo más rincones del Norte del país. (Aquí se conduce por la izquierda, ojo)
Primera parada:
la Cueva del Buda (Phra Cave). Una especie de Templo dentro de una montaña, fue interesante. Un monje Budista estaba a su cuidado. 



El techo de la cueva estaba lleno de murciélagos. Poco turístico. De hecho estábamos solos. 





Si tenéis tiempo y ya habéis visitado lo anterior, merece la pena.





Cerca de allí encontramos una indicación que nos conducía a unas cascadas. Pues allí que nos fuimos.




En verano hay más agua y el baño es más gratificante. Nos lo explicaron unos niños con señas.😉😉
Seguimos la ruta hacia el pueblo de los elefantes. Pero por el camino nos encontramos varios campos de arroz. 


Disfrutamos como niños, casi sin rumbo, todo improvisado, sólo nos dejamos guiar por nuestro instinto.






De repente los coches fueron sustituidos por el gran mamífero del país. Nuestro amigo El Elefante.






En este lugar, al igual que en otras partes del mundo el caballo sirve de medio de transporte, el elefante es su medio de locomoción. 
Las casas tienen unas salidas por arriba para poder montarse directamente en ellos.




Les dimos de comer, jugamos, paseamos con ellos...


También nos atrevimos con serpientes



Estaba empezando a anochecer, teníamos que volver, se nos había olvidado que era Nochevieja. Nos montamos en la moto para volver a la ciudad, pero empezamos a escuchar gente cantando y nos volvimos a parar...


Al ver que nos bajábamos de la moto, esta familia nos invitó a pasar. En este país hay una amabilidad sin igual, como cuando era pequeña... como antes... Estuvimos cantando con ellos, nos ofrecieron su comida y bebida, incluso cama. ¡Qué buen rato pasamos! ¡ Qué momento más entrañable!
Llegamos de noche, y para sorpresa no había fiesta en el país ya que su Rey estaba recientemente fallecido. Como había sido muy bueno con el pueblo éste le guarda luto riguroso, pero aún así nos encontramos con esto...









El Festival de las Flores se había adelantado en el tiempo. Además era fin de semana y había un mercadillo gigante con mucho ambiente.


Volvimos a ver las cucarachas fritas...😃😃
Esperamos que fueran las doce de la noche... Rodeados de flores... Vamos si lo imaginamos no sale mejor... A veces pasa... a veces 😊


Los templos de toda la ciudad estaban abiertos. Ofrecían ceremonias y los habitantes encendían velas.



Sí, Chiang Rai tiene mucho que ver... como para olvidarla...


Si te ha gustado un poquito ayúdame pinchando en el G+ o compartiéndolo en facebook. Muchas gracias. 😃😃😃😃😃😃😃😃😃😃😃