Translate

domingo, 15 de enero de 2017

CHIANG MAI, TAILANDIA: QUÉ VER EN DOS DÍAS

Chaing Mai es la ciudad más grande y de mayor desarrollo cultural del norte de Tailandia. Es conocida como "la rosa del Norte".  Atrae anualmente a miles de visitantes, sobre todo por la belleza del paisaje que la rodea.


Para poder llegar a nuestro destino nos hicieron falta cuatro aviones y 35 horas. Era la combinación más barata y no dudamos en darnos esa paliza. Os aclaro que hicimos escala en Pekín y que son muy estrictos aunque sólo hagas una breve escala para subir a otro avión. Nos tomaron la temperatura al bajar del avión,😷😷😷 cosa que ya nos pareció anecdótica. Al parecer si tienes algo de fiebre te ponen en cuarentena por precaución.😮😱😱😱, además pararon a mi compañero de viaje por estar el pasaporte duplicado por una pérdida anterior y casi no nos dejan volar; en el último instante nos dieron el ok y corrimos como balas a la puerta de embarque😅😅😅 casi no lo conseguimos.😀😀
Por fin llegamos al atardecer a la ciudad de "los pies descalzos", ya que nada más entrar en nuestro guesthouse nos invitaron a quitarnos los zapatos. ¡Qué liberación!😉😉
A pesar del cansancio no había tiempo que perder, una ducha rápida y a la calle.


Nos dirigimos al Night Bazaar, son típicos en todo el país. Había dos, uno local y otro más turístico. Son una especie de mercadillos nocturnos con puestos de comida, ropa y artesanía, además de música en directo. El mejor el del fin de semana, no hay que perdérselo.

Aquí uno de los platos del mercado.😕😕😕 Son larvas fritas. Las probamos y no estaban mal, no lo pienses demasiado.🍛🍛🐛🐛.
La comida tailandesa es exquisita, picante, aunque les digas sin pique algo echan, pero está muy buena. Arroz, soja, verdura, mucho pollo ... Comen más en la calle que en la casa así que en cada esquina te encuentras puestos donde saciar el hambre. Combínalo con zumo de mango, son espectaculares.


O con su cerveza local. A nosotros nos gustó.


En esta ciudad sólo íbamos a estar dos días y ofrece numerosas visitas muy atractivas, por lo que tuvimos que seleccionar. Hay muchas agencias que te ofrecen excursiones de ida y vuelta para ver lo más emblemático del territorio así que contratamos una para cada día para aprovechar más el tiempo, siempre desde allí, mucho más barato. Aquí todo se regatea. ¡Todo! que no os de corte. (nota: unos 100 Bath equivalen a 2,7 euros) 


Al día siguiente nos recogieron a las ocho de la mañana (con el Jet lag a cuestas) emocionados pero fundidos.😴😴😴
La primera visita fue una plantación de orquídeas y criadero de mariposas.





Muy bonito pero habíamos contratado ver y estar con los elefantes.. Estábamos ansiosos.
La segunda visita fue ver cómo hacían papel con la caca de los elefantes, todo reciclado. Esto nos sorprendió un poco más





Tercera parada subirnos a una balsa de bambú en busca de los elefantes ( la excursión iba mejorando paso a paso)






Una parada técnica para comer arroz en medio de la reserva natural... y por fin....


Dimos de comer y bañamos a los elefantes. Investigamos que a estos elefantes los rescatan de los posibles malos tratos sufridos por el hombre, no los esclavizan. Vuelven a relacionarse con el ser humano desde la naturaleza, interaccionando con nosotros. 


Me encantó esta experiencia, me hubiese quedado allí con ellos. Aún recuerdo su olor...


Nos visten a todos iguales porque los elefantes nos identifican así vestidos como amigos... Eso nos contaron...




 Ya de vuelta en Chiang Mai nos cogimos un tuc tuc y visitamos su templo más famoso: Wat Phra Sing. En la ciudad hay numerosos templos, pero éste es el más recomendado en todos los blogs.














El segundo día lo dedicamos a visitar el parque Nacional de Doi Inthanon, uno de los más bonitos de Tailandia, donde se encuentra el punto más alto del país, además de templos, vistas, cascadas y una vegetación de película.
La primera parada las cascadas de Amphoe Chom Thong




Después los templos con mejores vistas del país.



 Caminata hasta el punto más alto



Y por último un trekking de dos horas por el parque, donde coincidimos con unas personas increíbles que conocimos justo ese día, fue todo muy divertido






 Terminamos de nuevo reventados y con agujetas 😂😂😂 pero siempre con ganas de más... Volvimos a la noche de Chiang Mai, a bailar en su Bazar y a planear el día siguiente con más ganas aún. Otra ciudad nos esperaba y había que recibirla con toda nuestra energía. Chiang Rai estaba a tres horas... En el próximo post os lo cuento. Muchas gracias por el apoyo que estoy recibiendo y por compartirlo. De corazón.💓💓💓💓



Si te a gustado pincha en la G +abajo. Muchas gracias.💓💓😆😆😆😁✈✈💏💏💏💏

2 comentarios:

  1. Apasionante, no tienes límites en este mundo, sigue así no cambies.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!!!! Los límites los ponemos nosotros y a mí no me gustan!!!! 😄😄😄😄😘😘😘

    ResponderEliminar

Di lo que quieras:)