Translate

domingo, 13 de mayo de 2018

POMPEYA Y HERCULANO. LO MÁS IMPACTANTE.

Desde tiempos remotos he querido conocer y descubrir por mí misma qué misterios envolvían estas dos ciudades sumergidas en una gran catástrofe. 
 Estamos expuestos a merced del destino  en forma de sorpresas inquietantes, a veces para bien y otras, como este caso, en forma de lava y ceniza. 
Ese volcán amenazador que cada mañana daba los buenos días a los habitantes del terreno, ese día del año 79 d. C. no le apeteció seguir siendo cortés ni educado y azotó, con su peor discurso, a todo ser viviente que por allí respiraba.








Se disfruta mucho más cualquier viaje si antes has visto documentales o te has informado del por qué, del cómo...La curiosidad aumenta y eso se nota en la manera de sentir  lo que tienes ante ti. 

Puedes ver las dos ciudades en un sólo día, eso sí, te recomiendo que no vayas en verano, los mismos habitantes del lugar no entienden cómo los turistas se enfrentan al sol abrasador durante horas. Yo he ido en abril y ya se notaba un poco. No me quiero ni imaginar hacerlo en pleno agosto.

Herculano se encuentra a unos 20 minutos en coche desde Nápoles, podéis ir en tren, está muy bien comunicado. En coche hay parking en las inmediaciones.


A primera hora está prácticamente vacío. Un lujo para dejar volar la imaginación.

Está bastante bien conservado gracias a las cenizas, aunque menos cuidado que Pompeya.
No te pierdas la Casa d'Argo, típica casa Patricia con jardín.


La casa Degli Augustali, que impresiona por sus frescos.


Y la casa del Mosaico, muy recomendable, pero lo mejor es recrearte en lo que te llame la atención, porque cada rincón de esta ciudad, por igual, fue devastada al mismo tiempo. Imagina la sensación de quedarte sin nada. Dicen que muchos cuerpos los encontraron con las llaves de sus casas y objetos de valor a su lado. 






Es una sensación extraña cuando, desde cada esquina. puedes ver como el volcán te mira sin decir nada.





La misma ciudad parece que late aún, que en cualquier momento sus dueños van a venir a reclamar lo que les pertenece.




Impresiona muchísimo ver en la parte baja los esqueletos que se suponen son de los habitantes que se refugiaron para evitar las cenizas.

Alguno de ellos con expresiones aún en sus huesudos rostros.




Pero dejemos sigilosamente Herculano y el escalofrío que nos ha transmitido y pongamos rumbo a Pompeya. ¿Quién no ha oído hablar de ella? Entre la historia y la leyenda, los relatos recreados en el cine y los enigmas que la rodean; es imposible que pasa inadvertida.
Pompeya se divide en nueve secciones o Regios, estando lo más recomendado en el Regio VI, VII y VIII, pero no por ello dejes de verla al completo, todo en ella es impactante.
Nosotros comenzamos la visita por las Termas Estabianas, perfectamente conservadas.



No sabría decir qué casa me parece más interesante que las demás, aunque visité todas las que recomendaban, sí es cierto que las menos nombradas eran igual de impresionantes.
El Lupanar, el prostíbulo, por ejemplo, es de los sitios más concurridos, jeje, y llama la atención que aún se conserven las camas.

 Qué incómodo tendría que ser esto....


Pero vayámonos al foro, que es para asemejarlo un poco a lo que tenemos hoy en día, la Plaza Mayor.




Y al Templo de Júpiter





Y qué me decís de los pasos de cebra, eran la bomba, servían para pasar de acera en acera sin mojarse, en época de lluvias. Las ruedas de los carros están muy marcadas en el suelo.




 Las casas de las personas más pudientes eran de una sola planta, mientras que las de dos correspondían a los menos adinerados, además de estar en calles más estrechas.




¿Veis la diferencia?


Frescos, mosaicos, esculturas... Siguen recordando en cada momento qué tipo de habitantes vivían allí.











Cómo iban a imaginarse que su mundo se iba a desquebrajar en unas horas. Los expertos afirman que si hubieran abandonado sus hogares inmediatamente habrían salvado la vida, pero al parecer, acostumbrados a terremotos y otras catástrofes, decidieron esperar por si sólo era una falsa alarma.


Esto es una muestra de los hallazgos descubiertos. Hasta una hogaza calcinada.



También se tiene la teoría que no muy lejos de Pompeya debe de haber enterrados miles de cuerpos, en su intento de escapar, aunque aún no han sido encontrados.
Una visita sorprendente que me hace pensar más en lo efímeros que somos.

La verdad es que me he quedado con más ganas de saber, de investigar, 

(Casa del Fauno, yo pensaba que era gigante, tanto como su fama)

 pero un día da para lo que da, y aunque me recorrí Pompeya de Norte a Sur, me gustaría volver una segunda vez para deleitarme en más rincones que seguro se me han escapado.


¿Seguimos hacia la costa Amalfitana? Os esperamos allí.


Comparte si te apetece. 


domingo, 29 de abril de 2018

NÁPOLES. PASIÓN Y LOCURA. QUÉ VER.

Nápoles, a dos horas de trayecto desde Roma,🚗🚗🚗🚗🚗 es la ciudad más grande y poblada del sur de Italia. Si lo que quieres al visitarla es pasar unos días relajados y tranquilos, ésta no es tu ciudad.
 Nápoles es caótica, inquietante, decadente, bulliciosa, alegre y llena de vida. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y difícilmente comparable a otro rincón de Italia.

Está vigilada por el gran Vesubio, poderoso y enigmático, siempre atento y amenazador. El mar alfombra el inicio de la ciudad. Si la conoces la amarás o la odiarás, pero no te dejará indiferente. 
Qué ilusa fui al creer que Nápoles no tenía mucho que ofrecer y pensé en alojarme aquí camino de Pompeya, dedicarle mediodía y ya está. Buah, qué sorpresa. Al final me quedé tres días y con ganas de más. Os resumo los imprescindibles.


Imagen relacionada

NO TE PUEDES PERDER...

1) PIAZZA DEL PLEBISCITTO:

Una de las más bellas de Italia, situada en el centro de la ciudad y con forma de elipse. En ella se encuentra el Palacio Real, la Basílica de San Francisco de Paula, el Palacio de la Prefactura y el de Salerno. A veces utilizada como teatro improvisado para dar cabida a diferentes conciertos al aire libre. 


Una pasada de plaza, muy cerca del mar, casi se huele desde allí.
 Con un helado italiano, el momentito ya se convierte en único.


2) GALERÍA HUMBERTO I:
Parecida a la de Milán, zona comercial, tiendas, cafés, músicos callejeros. Contrasta bastante con la estética de la ciudad.


En el centro de la galería puedes ver en el suelo las grabaciones de los 12 signos del zodiaco. Los napolitanos nos lo enseñaron cuando vieron que admirábamos la arquitectura. Gritando nos señalaron a nuestros pies con una sonrisa.



Como detalle comentar que son muy supersticiosos y en cada esquina te venden amuletos de la suerte, y bueno, habrá que llevarse uno por si las moscas.


3) SPACCANAPOLI:
Para mí la parte de Nápoles que más me ha enamorado. Con sus calles largas, llenas de ropa tendida, comercios, bullicio y multitud a cualquier hora. Vendedores ambulantes, motos atravesando las calles a gran velocidad y gente tranquilamente paseando sin apenas sorprenderse de la gran fiesta diaria que allí acontece.




Si, si, a todos los edificios les hace falta una gran mano de pintura, parecen decadentes, abandonados o descuidados, pero nada más lejos de la realidad, ese es su verdadero encanto. 


El ambiente te cautivará o saldrás abrumado, pero te transmitirá sentimientos, de eso estoy segura.


Bueno y tendrás que encontrar la nariz más famosa de la ciudad, y pedir tu correspondiente deseo. Busca, busca, la tienes cerca...



4) VIA SAN GREGORIO ARMENO:

Si es que en cualquier parte del mundo la vida te sorprende. En esta calle se encuentran los artesanos de los belenes de Navidad, y no tienes que esperarte a diciembre para verla en toda su apogeo, en abril paseas por aquí como si faltaran tres días para Nochebuena. Les encantan los Nacimientos y en cualquier lugar puedes encontrarte uno, no importa la época del año.










5) CAPELLA SANSEVERO.
Ahora un poco de cultura, que estamos en Italia y ya se sabe que cada rincón de este país es para perderse durante un tiempo...
Aquí se encuentra el famoso Cristo Velato de Sanmartino, entre otras obras.
.

No puedes parar de mirarlo, hay una leyenda que dice que en realidad este Cristo fue arropado por una sábana de verdad que con el tiempo se convirtió en roca. Mirándolo es fácil  que puedas llegar a creértelo.

6) BASÍLICA DE SANTA CLARA
El claustro bien merece una visita, 6 euros cuesta, hay descuentos para profesores. La verdad es bonito, pero lo entiendes mejor si aprendes un poco de su historia, de su destrucción y reconstrucción. Si tienes tiempo merece la pena verlo.







No te puedes sentar ni apoyar en los azulejos, aunque sí permanecer allí todo el tiempo que quieras, hasta que cierre claro.


7) LA CATEDRAL:
Principal sitio de culto de Nápoles. He de aclarar que hay un importante patrimonio religioso en esta ciudad y que puedes hacer un recorrido por sus iglesias más importantes, muchas de ellas situadas en el casco antiguo. Nosotros visitamos varias.



8) LA PIZZA NAPOLITANA:
Después de haber estado en Sicilia que para mí es el mejor sitio de Italia para comer, me esperaba que Nápoles fuera parecido. Claro, esto es lo que pasa por tener grandes espectativas. No se come mal, pero para mi gusto me esperaba más sabores y en esto nos desfraudó. Excepto la Pizza. La mejor que he probado en mi vida. 
Las  más famosas son la margarita y la marinata, buenísimas y a un precio muy asequible. 
Bueno, si te leíste el libro "come, reza, ama" o viste la película tienes que ir a L'antica Pizzeria da Michele. Las Pizzas exquisitas, pero harás cola casi seguro para poder probarla.
Otro sitio que os recomiendo es la Pizzeria Gino Sorbillo, increíbles en todo.


8) EL METRO MÁS BELLO DE ITALIA.
Las estaciones de la Línea 1 y 6 están diseñadas por artistas actuales de gran renombre. En la estación Toledo, por ejemplo parece que te sumerges en un océano. Si tienes tiempo pruébalo.



9) CASTELL DELL' OVO
Para disfrutar de las mejores vistas de Nápoles, con el Vesubio al fondo. Aquí desconecté del mundo, por eso no tengo fotografías.

10) EL CEMENTERIO DELLA FONTANELLE.

 Si sois sensibles pensároslo dos veces , es considerado el cementerio más tétrico del mundo. Situado en una cueva, miles de esqueletos se muestran sin protección, es fascinante y muy poco concurrido. Es lo que más me ha impresionado de Nápoles. Mejor os lo muestro y vosotros opináis.







Me ha quedado por ver los subterráneos de la ciudad, y supongo que muchos más rincones increíbles, pero está bien así, por si alguna vez vuelvo a pisar esta ciudad... 
Prefiero terminar con música y con la improvisación espontánea callejera.

Espero os haya gustado mi entrada. Compartid si os apetece y no dejéis de soñar.